Las emociones en el trabajo

El trabajo es una actividad en la que es indispensable gestionar las emociones, porque está basado en el intercambio mercantil entre empleado y empleador y no en la amistad. Desbordarse emocionalmente en el ámbito laboral puede tener consecuencias graves que impidan el desarrollo profesional. Hay personas súper inteligentes pero muy torpes para relacionarse, que terminan dinamitando sus carreras convencidos de que los demás conspiran en su contra, hablando mal de los compañeros, perdiendo el estilo en las comidas de Navidad o sintiéndose víctimas de la envidia y de la mala voluntad.

Desarrollar la capacidad de observar las propias emociones pero también de monitorear las de los demás, es un proceso muy complejo llamado mentalización. Mentalizar consiste en darse cuenta de las motivaciones o de las razones para los propios actos y en sentir empatía por las de los demás. No saber por qué se hacen las cosas ni tener las más remota idea de por qué las hacen los otros impide ser reflexivo, que es lo opuesto a contestar lo primero que aparece en la mente cuando alguien nos pide algo o cuando algo nos incomoda.

Con frecuencia la gente se queja de no poder controlar sus palabras o sus actos, vive pidiendo perdón por sus excesos, es despedida de los trabajos por ser incapaz de relacionarse sin conflicto y al final del desastre, ni siquiera sabe qué fue lo que pasó. Mentalizar es ejercitar la capacidad de ser consciente de uno mismo y del entorno social y debe ser una práctica constante en el tiempo, hasta lograr dominarla.

Darse cuenta de cómo se sienten los demás hace una gran diferencia en el grado de involucramiento y compromiso con los otros, con los proyectos, con el bienestar del equipo de trabajo. Quien solo se ve a sí mismo, actuará de modo egoísta y quizá se ganará el odio de las personas con las que trabaja.

Conservar el buen humor y la esperanza de que las cosas saldrán bien, es fundamental en la vida y en el trabajo.

Expresar sentimientos y necesidades es la única forma de que los otros, jefes, compañeros o subordinados, se enteren de lo que está pasando. Nadie adivina el pensamiento y nadie tiene lo que se merece, sino lo que ha sabido negociar.

Es fundamental ser capaz de detectar, antes de que se vuelva crítico, un estado de frustración creciente o crónico. En la medida que se registra la frustración a tiempo, la probabilidad de resolver las causas es más alta.

El balance entre trabajo y vida personal es una responsabilidad compartida entre empresas y trabajadores. La empresa debería ser flexible y no premiar solo el número de horas que la gente permanece en la oficina. La responsabilidad de quien trabaja, es poner límites y no convertirse en incondicional sino trabajar por resultados.

Hay algunas situaciones biográficas que pueden generar conflictos en la vida laboral:

• Haber sido educado para obedecer (el excesivamente obediente nunca destacará ni será considerado para una posición de liderazgo).

• Haber crecido sin límites ni estructura (brincarse todas las reglas no funciona para consolidar una vida laboral).

• Haber crecido con una autoridad aniquilante (la rabia y los deseos inconscientes de venganza hacia las figuras de autoridad pueden estorbar el camino de la realización en el trabajo).

• Haber sido maltratado (el que conserva su identidad de maltratable, provoca inconscientemente la experiencia del maltrato).

• Haber sido ignorado (experto en hacerse invisible, en ser de bajo perfil, nunca opinar, dejar que la mayoría decida, encargarse de que casi nadie se dé cuenta de que trabaja en ese lugar).

• Haber aprendido que pedir es igual a ser débil. Quien piensa así, no podrá generar un ambiente colaborativo en su vida laboral.

• Haber desarrollado una personalidad narcisista compensatoria, que se traduce en excesivo protagonismo, veneno para el trabajo en equipo.

 

Vale Villa es psicoterapeuta sistémica y narrativa. Conferencista en temas de salud mental.

Twitter: @valevillag

 

Fuente: http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/las-emociones-en-el-trabajo.html

About the author: admin RRHH

Related Posts